Una Unión Hecha En El Cielo:
por Olivia Cresswell
May 6, 2022

Una Madre Para Un Niño, Un Niño Para Una Madre

Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.” (Salmo 139:13)

Tal vez hoy no haya sido tu mejor día; tal vez te encuentres desmoronándote rápidamente. Más allá de cualquier razón comprensible, el más pequeño miembro de tu familia no se consolará. Y, como rocas que caen por una montaña, tus otros cuatro hijos agregan sus propias catástrofes a tu día que se desmorona. Tu mente lanza insultos, acusaciones y preguntas más rápido de lo que puedes atrapar esa taza voladora: “¡Tal vez no estoy hecha para esto!” “¡Tal vez soy completamente inepta para ser mamá!” “¿Por qué no puedo solucionar todos sus problemas?” “¿Por qué no puedo responder a todas sus preguntas?” “Recuerdo a esa mamá con esos 8 hijos perfectos, ¿por qué no puedo ser más como ella?” Antes de las 10:00 a.m., has pensado demasiado en cada instinto y objetivo maternal. Y a través de la niebla mental debido a tantas noches sin dormir, te sumerges en la noche oscura de la desesperación de la maternidad.

Cada madre ha estado allí; toda madre es muy consciente de sus propios defectos y fracasos. Pero, querida mamá herida, hay una realidad que cambiará tu guión mental para siempre, si permites que hable su verdad: Dios te creó específicamente para ser la madre de tu hijo.

Tu personalidad, tu mente, tu sonrisa, tus instintos, tus manos, tu corazón… todo lo que se une para describirte a TI, está hecho por Dios y tiene el propósito de Dios. Además, el niño que sostienes fue tejido intrincadamente dentro de tu vientre por Dios mismo. Dios escogió ese precioso milagro de la vida para regalarte. Dios tejió a ti y a tu bebé juntos en el momento de la concepción. Cada uno de ustedes fue hecho únicamente el uno para el otro.

Detengámonos también un momento para reflexionar en otra realidad: si tienes en tus brazos a un hijo adoptivo, Dios también te ha hecho y preparado específicamente el uno para el otro. Considere algunos ejemplos sobresalientes de adopción en las Escrituras: Jesús, Ester, Moisés y Samuel. Cada uno de estos jóvenes fueron seleccionados por Dios para ser criados por al menos un padre no biológico. Volvamos al Salmo 139:

Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo comprender.” (Salmo 139:1–6)

El conocimiento que Dios tiene de nosotros es perfecto y completo. Él sabe por qué hacemos lo que hacemos; Él conoce nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Él también envuelve Su presencia alrededor de nuestros caminos, va detrás y delante de nosotros, y pone Su mano firme sobre nosotros. Porque sabemos esto acerca de nuestro Dios, también debemos estar convencidos de que cada persona que se pone bajo nuestro cuidado (sea biológica o no) está determinada por Dios mismo. Y Dios ha unido perfectamente a tu familia, desde el primer día.

Querida madre, Dios está en medio de los pañales sucios y los dedos sucios, las lágrimas de los niños pequeños y las rabietas, las noches sin dormir y los días inquietos. Dios te hizo con toda capacidad (a través de Su ayuda) para atender, guiar, ayudar, proteger, nutrir y amar a los jóvenes que te llaman mami. ¡Dios los eligió el uno para el otro! Y tenga la seguridad de que Dios permite que cada una de Sus creaciones realice las tareas específicas para las que fueron creadas.

Entonces, la próxima vez que acune a su bebé con cólicos, vista a su niño pequeño inquieto u ore con su adolescente con dificultades, sepa que Dios lo hizo a USTED para ese niño, para ese momento. Su sabiduría y fuerza son abundantes y están disponibles cada segundo de cada día. Clama a tu Padre Celestial. Él escucha tus clamores y provee para tus necesidades. Sacar del Río de la Vida. Apóyate fuerte en Su perdón. Renueva tu resolución de ser la mejor mamá que estabas destinada a ser, con la fuerza habilitadora de Dios. ¡Alabado sea vuestro Padre por el ministerio de la maternidad: unión hecha por Dios mismo! Entonces, junto con el salmista, tu corazón lleno dirá:

Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.” (Salmo 139:14)

Olivia Cresswell

Olivia Cresswell

Originaria de la Columbia Británica, Canadá, Olivia Cresswell es pianista, educadora, adjudicadora, compositora, oradora devocional y escritora independiente. Pero, sobre todo, Olivia es una esposa y madre alegre y agradecida (edades 12,14, 16, 18, 20). Ella reside en Charleston, Carolina del Sur, donde su esposo, Jonathan, es pastor de la Iglesia Bautista Northside. Su mayor anhelo es ser fiel a los propósitos de su Padre.

James and Deb Flowers

James and Deb Flowers

Pastor Principal, Iglesia Bautista Hudson View

James y Deb Flowers han estado casados desde 2009 y son padres de 3 niños pequeños. Viven en Yonkers, NY, donde James ha sido el pastor principal de la Iglesia Bautista Hudson View desde diciembre de 2013. James tiene una licenciatura en Humanidades y una maestría en Estudios Pastorales de la Universidad Bob Jones (BJU). Antes de convertirse en pastor principal, sirvió como pastor asociado en Charleston, SC durante seis años y medio. James es apasionado por el discipulado y la consejería bíblica. Deb tiene una licenciatura en pre-medicina de BJU, una maestría en ciencias biomédicas de la Facultad de medicina Mt. Sinai y un MSPAS de la Universidad Médica de Carolina del Sur. Tiene experiencia en investigación genética y es asistente médico certificado. Deb habla y escribe devocionales para mujeres y niños. Debido a que están convencidos de que Dios ha provisto al hombre de todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad, mediante el conocimiento de Aquel que nos llamó por su gloria y virtud (2 Pedro 1:3), tanto James como Deb están actualmente buscando la certificación a través de la Asociación de Consejeros Bíblicos Certificados (ACBC).

Para recibir todos los blogs por correo electrónico, subscríbate a continuación